AMLO y su delirio…

El Mensajero

Sábado 30 de julio de 2022

Hermosillo, Sonora

 

ARCHIVO CONFIDENCIAL, POR ARMANDO VÁSQUEZ A.


EL DOCTOR JOSÉ NEWMAN ES UN reconocido psiquiatra que estuvo en el programa Atypical de Carlos Alazraki la semana pasada y desglosó de manera clara y contundente el qué del porqué de la forma de ser del presidente López Obrador. En este link está el programa referido: https://bit.ly/3cS0K9C 

Fue aleccionador y muy interesante pues trató el tema de una manera científico objetiva desmenuzando cada detalle de lo que platicaba de tal manera que nos lleva del pensamiento lógico-natural, al reflexivo. Habló de hechos conocidos, y de otros que realmente impactan al ir cayendo los veintes uno a uno.

Explicó:

En términos bio químicos los seres humanos nos dividimos en dos grandes grupos: los adrenérgicos, quienes tienen mucha adrenalina y cuyo efecto visible es la hiperactividad y los letárgicos, con un ritmo de actividad bajo.

El adrenérgico es un hombre nada tímido, persistente y energético. Gusta de la exposición al público, del contacto directo con la gente, le es imposible quedarse quieto, cansa a quienes están a su alrededor porque tiene más energía que el promedio y cuando suele caer en la repetición de lo que hace se le denomina obsesivo compulsivo y en el mismo tenor, pero de lo que dice una y otra vez, se indica que cae en el delirio.

Este tipo de personajes maneja un discurso muy propio con un contenido acorde a su formación. Entre sus rasgos sobresalen el capturar la emoción de sus oyentes durante un tiempo, pero, cuando en sus repeticiones ya no tiene más argumentos que ofrecer, pierde su brillantez. 

Es una persona que no acepta argumentaciones en contra, para lo cual tiene siempre salidas y no tiene necesidad de aportar evidencias de lo que dice, no acepta objeciones de ningún tipo, de tal manera que su condición delirante es protegida y quienes le apoyan, inflan su delirio. Si estás con él o contra él, su delirio crece de todas maneras.

No tiene lado. Así nació. Es su condición. No puede ser mesurado al ser hiper excitable, incesante… y con poder, arrollador.  Medicamente tiene un problema de hiper tiroidismo ubicado en el lóbulo frontal derecho, de allí su hiperactividad. 

El análisis sobre el origen, la forma de ser y la manera como toma las decisiones López Obrador, la encauza el expositor por diferentes vertientes, aunque en esta columna lo combino con reflexiones propias:

 

Primero. - Su modus operandi ha sido encabezar manifestaciones, convocar a la movilización, ejercer plantones, presionar con un discurso incendiario, persistir al aire libre “y aquí nos vamos a quedar”, de tal manera que su compulsión es la movilización. No hay detrás una deliberación, intención política o que se lo dicte su ideología o raciocinio, es su forma de ser orgánica.

Segundo. - Su discurso proviene de su activismo religioso al pertenecer desde pequeño a una secta religiosa de naturaleza pentecostal. Está documentado. (Otros les denominan evangelistas). https://bit.ly/3vnRkJu 

Newman explicó que luego de la muerte de Cristo se originaron ocho grupos. Uno de ellos fue conformado en la religión de estado por el imperio romano (católica) y entre los minoritarios estaban los pentecostales cuyas bases y seguidoras de Jesús Cristo un buen día llegaron a Tabasco.

Aquí el expositor abre un paréntesis para explicar en cierta forma la pobreza del sureste del país al no contar con mantos auríferos y aduciendo que los españoles en el poder venían por el oro de tal forma que conformaron carreteras que llevaran a los yacimientos –principalmente a Zacatecas y San Luis Potosí--, que comunicaran con el DF y de allí a Veracruz para enviar los cargamentos a Sevilla. Así fueron trazadas las diferentes rutas donde la minería contó con primordial atención. (Como detalle: los gringos en contraparte, su flujo carretero es una cuadrícula que intercomunica a todo el país. Me pregunto si el tren Maya es visto de alguna manera como una carretera “justiciera”.)

Esa condición del sureste, históricamente, propició la aparición de sectas religiosas. De hecho, los pentecostales se sienten herederos directos de Jesús Cristo… (y alegan que no es el Papa dicho heredero). 

La argumentación religiosa de López Obrador –veneración a Jesús Cristo y su lucha por los pobres, entre otros argumentos--, lo convierten en redentor, pastor, Mesías y su discurso habla de humanidad, compasión, amor, fraternidad, bondad. Cheque las mañaneras: en dos de cada cinco (según Javier Lozano), evangeliza.

Su delirio religioso le lleva a la salvación de las almas y a discernir un esquema de buenos y malos.

Tercero. - Para entender la visión de país de Amlo, debemos comprender que para él este país es inmensamente rico, con pueblos originarios que tienen una cultura milenaria y que estamos asediados por gente mala, extranjeros que nos quieren robar  a nosotros “el pueblo bueno y sabio”. 

En su lógica, en una primera ola de maldad llegaron los españoles que dominaron y el primer basta lo protagonizó Hidalgo con su lucha de independencia. Luego los franceses con Maximiliano y su contraparte con Juárez, posteriormente el porfiriato con su némesis, Madero, y la cuarta tiene como origen Lázaro Cárdenas y su enderezamiento del país cuya tarea quedó inconclusa y hay que renovarla bajo la denominada cuarta transformación preponderando el esquema cardenista muy conocido: la defensa de la soberanía.

En este tenor de extranjeros malos colocó Amlo a los gringos (y por lo que se ve a también a los canadienses), lo que puede explicar su futuro comportamiento el próximo 16 de septiembre cuando, muchas voces indican, decida abandonar el Tecmed. 

La narración de López Obrador es una historia de aventuras entre buenos y malos, estos últimos son aquellos que no le siguen o hacen caso a sus delirios, pero también estableció héroes, entre los que se encuentra él.

Cuarto. - De joven el PRI lo coptó. López Obrador supo destacarse y llegar a ser el coordinador de campaña del entonces candidato al senado Carlos Pellicer quien, tras su triunfo, lo becó para que se fuera a estudiar Ciencias Políticas a la UNAM y donde aprendió su segundo tipo de argumentación. Por cierto, cuando abandonó el PRD y posteriormente formó Morena, justificó su actuar aduciendo que los jerarcas perredistas habían pactado con los malos.

Amlo, quien no es ni leninista, troskista o stalinista, fue en su vida universitaria un fiel seguidor del post marxismo encabezado en AL por el argentino Ernesto Laclau –influenciado por el grupo de Fráncfort, pensemos en Marcuse--, y quien a su vez fue ideólogo del viejo justicialismo de Perot. 

 

Esa envoltura de la época: lecturas, amigos como Pablo Gómez –y otros más--, la rebeldía propia de la juventud coligada a los post marxistas, justificaba la revolución armada para tomar el poder, para ellos las elecciones eran un acto de un Estado represor y tenían como consigna el no hacer caso de las leyes si no servían a sus fines, pues el fin último era hacer justicia a su modo, así sea violentándolas. (¿Cuadra?).

El doctor José Newman aclara que, si 30 millones de mexicanos votaron por López Obrador, entonces el tema no es el presidente, sino tanto los que votaron por él como los que no, lo cual será tema de otro programa de Atypical. Habrá que estar atentos. Hasta aquí Newman.

Entonces, si tomamos el primer discurso, el religioso (de salvador, mesías), con encabezar una lucha para hacer justicia a su modo, ¿qué presidente tenemos?

Quinto.- Las siguientes frases son para redondear este escrito: “Al diablo las instituciones”, “No me salgan conque la ley es la ley”, “Primero los pobres”, "El presidente de México nunca dará la orden de reprimir al pueblo", “Son unos traidores  a la Patria”, “Cuando cambia la mentalidad de un pueblo, cambia todo”, “En el periodo neoliberal…”,“Estudia para que cuando seas grande seas como don Fulano, un reverendo ladrón”, “No somos iguales”, "Yo tengo otros datos", “No ceder soberanía”, “Que españoles y el Papa pidan perdón a los pueblos originarios”… y la lista puede seguir.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…                                                                                                                                                                                           

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com                                                                                                                                                                  

Twitter: @Archivoconfiden                                                                                                                                                                                                         

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304         

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba