MC, a río revuelto

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

 

Los hombres sólo suelen aliarse entre ellos, cuando se trata de reventar a un tercero

Enrique Jardiel Poncela

 

El partido político Movimiento Ciudadano en Sonora está dando sorpresas, al menos, y de momento, en el plano operativo, y Manuel Scott, su coordinador estatal, está demostrando que, contrario a lo que se pensó hace menos de un año, cuando sustituyó a Ricardo Bours como candidato a la gubernatura, para luego pasarle por encima a todos los que aspiraban a la coordinación estatal de este partido, tiene una mano izquierda muy pegajosa, muy dura.

Hace apenas unas semanas, el primer campanazo fue la asistencia de Ernesto “el pato” de Lucas, coordinador de la bancada priista en el Congreso, y de Natalia Rivera, la presidente del poder legislativo, a un evento meramente partidista de MC. En ese mismo acto, presentes también, y para nada menos importantes, Humberto Souza, operador político del clan Munro en Puerto Peñasco, y Eduardo Romero, joven empresario y operador financiero del PAN en pasados procesos electorales.

En el acto que arriba les platico, se le tomó protesta al coordinador municipal del partido naranja en Hermosillo. Rogelio Cota, que a decir de muchos, está convertido en toda una revelación política (por su formación netamente ciudadana en la política y en lo social), y días antes le habían tomado protesta, también como coordinador municipal en Nogales, a Demetrio Infantopulos, personaje hartamente reconocido en esa frontera, por ser el precursor de la medicina homeopática, además de ex candidato a la alcaldía de esa misma frontera.
Pues bien, el trabajo de Manuel Scott como coordinador estatal, y el del diputado naranja, Jorge Russo, como un evidente operador político de ese partido en Sonora, no termina ahí, porque en reciente evento en Puerto Peñasco, suma a Lázaro “chichi” Espinoza, ex diputado local por el Partido Encuentro Solidario, y ex candidato a la alcaldía de ese puerto, representando a ese mismo partido. Pero ahí no para la cosa, porque en imágenes difundidas del evento en mención, también se observa a Humberto Souza, de quien hablamos párrafos arriba, muy sonriente y satisfecho, acompañado ni mas ni menos que de Jorge Pivac, actual alcalde panista de ese mismo destino turístico.

Y aquí la pregunta vale, ¿qué demonios está pasando? O también la justificada exigencia, ¡que alguien me explique!

Mire, déjeme explicarle este drama político tipo Rosa de Guadalupe:

Primer acto. – Como ya sabemos, el pato y la Natalia, del PRI ambos, se acercan a MC por la precaria situación que se vive al interior de su partido. La Ely Sallard, y la Karina Zarate, mantienen su perfil bajo y su actuar discreto, seguramente en espera de la resolución oficial respecto a la dirigencia estatal del tricolor.

Segundo acto. – Ernesto Roger “kiko” Munro, diputado del PAN, está en la lona dentro de su bancada, más congelado que un iceberg, por la propia coordinadora de su partido, Alejandra López Noriega, quien no lo deja ni respirar, mucho menos aspirar a lo que sea en el 2024, y como el Kiko quiere competir de nuevo por la alcaldía de su amado Peñasco, pues tuvo que tocar puertas en el PT, en el PES, y en el MC, donde ya Rogelio Cota, coordinador naranja en Hermosillo, dijo que no se las abrieron. (El Kiko no termina por confirmar que nuevo partido será su destino final).

Tercer acto. – Corrió fuerte el rumor de que el diputado Kiko abandonaría la bancada del PAN, para irse a formar bancada con Paloma Terán, del PES, quien busca fortalecer a su partido como bancada, pensando ya anticipadamente en una coalición con Morena en el 2024, (rumor que el propio Kiko desmintió). Pero resulta que…

Cuarto acto. – En el pasado proceso electoral, el ex diputado del PES, Lázaro “Chichi” Espinoza, fue el candidato a la alcaldía en Peñasco por ese mismo PES, enfrentando a Jorge Pivac, del PAN, pero acusando una campaña negra en su contra, orquestada, según lo mencionó en varias ocasiones el propio Chichi, ni mas ni menos que por el ahora diputado Kiko Munro. ¿Le va usted entendiendo a esta novela política?

Quinto acto. – Trascendió en los pasillos de “radio periódico” que, ante el rumor de que el Kiko Munro pasaría a las filas del PES, el Chichi Espinoza amenazó con irse del PES, con toda la estructura política que le antecede, a tocar las puertas a otro partido, que ahora vemos, resultaron ser las del MC (con esto, el PES de Paloma Terán pierde a un activo político muy importante).

Sexto acto. – Jorge Pivac, por varias y muy personales cuestiones familiares, rompió relaciones con el Kiko Munro, con quien está emparentado (la esposa del diputado Kiko es hermana del alcalde Jorge Pivac), son cuñados, pues. Por lo que ver a Pivac en el MC, dejando las filas de un muy diezmado PAN en Peñasco, para competir contra su cuñado, que podría convertirse en PES, junto al Chichi, que deja al PES para irse al MC convierte esto en todo un enredo nunca antes visto.

En fin, la política así es. Pero déjeme comentarle entre los telones de los actos anteriores que, en la bancada del PAN en el congreso, no solo es Kiko Munro el congelado, sino también María Sagrario Montaño Palomares, esposa del influyente panista, ex alcalde de Huatabampo, y también ex diputado local, Ramón “chavalo” Díaz Nieblas, por lo que no dude ni tantito que se escriba un nuevo acto donde este grupo político panista del sur de Sonora, se pinte, o de naranja, o de moradito. ¡Vamos a ver, dijo el cieguito!

Déjeme decirle, ya como colofón de esta tragicomedia, que, de una forma u otra, todos los partidos están perdiendo, unos mucho, otros casi nada, pero el único que está ganando todas las manos sobre la mesa, es el Movimiento Ciudadano. Sin duda.

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en TW @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 Busque también MensajeroRed

 

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba