Cuando los proyectos del gobernador se transforman

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

 

Trabajar mantiene a todos alertas, la estrategia proporciona luz, pero la gestión del proyecto tren que hace avanzar a todos

Joy Gumz

 

Los planes de justicia para los pueblos étnicos, de Sonora, resultan favorables a la simple teoría, considerando que, históricamente, estos han sido vulnerables, y olvidados por los gobiernos de los tres niveles.

El gobernador Alfonso Durazo Montaño se mostró sumamente emocionado por lo que va a suceder, en los próximos meses y años, con los yaquis, los seris y los guarijíos. Sin duda, todos los proyectos de obras para estas comunidades serán factor para el desarrollo y crecimiento de estos pueblos, conforme esto vaya sucediendo, iremos hablando de ellos.

Pero hay dos proyectos, de alto impacto para los sonorenses, que deben ser considerados en la misma importancia que los planes de justicia: La Sauceda en Hermosillo, y la Laguna del Náinari en Cd. Obregón, ambos con inversiones millonarias, y con visión más allá de sus límites territoriales.

En Hermosillo, candidatos, partidos y gobiernos anteriores, nos han engañado con esa promesa, rescatar La Sauceda, para ponerla al servicio de sus visitantes, con la misma espectacularidad que llegó a tener en el pasado. Restaurarla, ponerla en operación, y elevarla al rango de ecosistema que debe tener, será, para el gobierno que encabeza Durazo Montaño, una significativa medalla sobre el pecho, que muchos quisieron colgarse, cuando ni siquiera supieron donde buscarla.

Lo mismo con la Laguna del Náinari en Obregón, un ecosistema espectacular, representativo para esta ciudad del estado, con vistas y recorridos que, cualquiera que lo visite, quiere disfrutar y recorrer. Pero igual que con la Sauceda, ha sido hartamente explotada en tiempos electorales, con la promesa de rescatarla, y darle el valor histórico que tiene, sin cumplir nunca lo prometido.
En los dos proyectos se agregan restauraciones en campos deportivos aledaños, en la Sauceda un parque lineal, en la Laguna la inclusión de atractivos vecinales, sin duda, un proyecto de gran envergadura. Pero hay un punto intermedio digno de reconocer en el gobernador Durazo: habla de la obligatoriedad de ofrecer estos espacios, una vez concluido el proyecto, de forma gratuita a todos. “Los sonorenses se sentirán mejor, mas satisfechos, si los espacios de esparcimiento familiar se los ofrecemos sin costo, que no tengan que pagar por disfrutarlos, ellos tienen el derecho a aprovecharlos así, y nosotros como gobierno, la obligación de así hacerlo”. Aplausos por esto. Ya les iremos dando cuenta a todos ustedes, del avance de cada proyecto.

 

Ernestina Castro, y la mentira que te conté

 

Cuando las personas tienen libertad para hacer lo que quieren, por lo general comienzan a imitarse mutuamente

Françoise Sagan

 

La coordinadora de la bancada de Morena, arriba nombrada, empieza ya a sentir la presión sobre su cabeza, por el comportamiento errático, arrogante, prepotente e impositivo que ejerce dentro del congreso de Sonora, no solo entre los empleados, sino hacia sus mismos compañeros de legislatura.

Ya no es un secreto a voces, ni una versión que se maneje con discreción, la forma en la que la diputada por Cajeme resuelve las cosas al interior del edificio parlamentario, tampoco la forma en la que manipula cada votación, ni las presiones que infunde para que, las bancadas coaligadas a Morena, levanten el dedo cuando ella lo ordene, o lo dejen sobre la curul si así lo decide.

Inicié estos párrafos diciéndole que empieza ya a sentir pasos, porque busca formarse a su alrededor una imagen de impecable persona, de aciertos como líder de bancada, y de tomar decisiones justas y apegadas a derecho en todo momento.

El carrusel de buenas opiniones es la más clara muestra de que, dentro del hostil y tóxico ambiente que ella ha creado en los últimos nueve meses, en el congreso sonorense, ya su personalidad sufre deterioro, y su liderazgo, un evidente desgaste.

Le doy uno, de varios ejemplos sobre ella que definen su actuar: a finales del año pasado buscó, por todas las maneras posibles, despedir a una empleada que, en ese momento, no podía defender su trabajo por encontrarse en incapacidad por embarazo. Y luego, la coordinadora morenista levanta las manos, cierra sus ojos y se bambolea religiosamente cuando de temas de mujeres se trata. ¿No le parece esto una doble moral?

Por último, cuando es confrontada por sus actos, reparte culpas, tratando de responsabilizar del impacto de sus acciones al resto de diputados locales. También acostumbra modificar los acuerdos que entre los coordinadores de bancadas se signan, sabiendo que cuenta con el voto irrestricto del PVEM, del PT y del Panal, dentro de la Comisión de Regulación Interna y Concertación Política, que sumado al de ella, le da los cuatro votos de mayoría para hacer lo que le plazca. Se ha encargado, pues, a base abusos de poder, de quitarle a esa comisión toda regulación, y toda concertación. Seguiremos platicando sobre ella, y también del asesor de cabecera que influye, y mucho, en sus acciones. Nada más espéreme tantito…  

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en TW @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 busque también MensajeroRed

Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba