La discrecionalidad del trato a los medios de comunicación

Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta


El mayor problema de la comunicación es la ilusión de creer que se ha logrado comunicar

Bernard Shaw

 

La propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador para apoyar al gremio periodístico se escucha, de entrada, muy buena.

Y es que en su conferencia mañanera dijo que, de 30 mil millones de pesos destinados a publicidad en medios de comunicación, por lo menos el 25 por ciento se destinara a proporcionar seguridad social a los periodistas, que históricamente, el mayor porcentaje de estos en todo México, trabaja sin garantías laborales, mayormente cuando lo hacen en la modalidad de “freelancers”. Por eso, luego de décadas de trabajo, muchos de estos comunicadores, hombres y mujeres, no alcanzan a disfrutar de una pensión o jubilación digna, cuando cumplen arriba de seis décadas de dedicación laboral.

La forma y la intención del presidente López Obrador es harto bien intencionada, pero habrá que esperar a ver que las formas, vayan en el mismo sentido.

Y es que, dicha sea la verdad, parece que la creación de corporativos de comunicación al servicio de la 4T, podría empezar a ser una realidad.

No será posible lanzar una política pública de este nivel, el de otorgar servicios de seguridad social con el IMSS a los periodistas, si este servicio va condicionado a mantener una línea editorial al servicio del partido o gobierno en turno, sea la 4T o no.

Esperemos que, si avanza este tema, la instrucción no sea como la que se dictó en el congreso local de Sonora, extrañamente discrecional. Mire usted:

Solo por ser titular de un programa de radio en Hermosillo, solo por salir al aire un par de horas, a un locutor le pagaran 29 mil 940 pesos, mientras que, a una radio de Guaymas, con programación las 24 horas del día, se le autorizaron 25 mil pesos. ¿Sabe usted por qué? Porque el locutor es un conocido operador morenista de campañas negras, mientras que la radio porteña no.

En otro dato, a un conocido pasquín hermosillense le darán 34 mil 800 pesos, mientras que a una radio nogalense, con muchas décadas de trayectoria, le estarán pagando solo 30 mil pesos mensuales. ¿La diferencia? La revista en cuestión se presta al desprestigio de militantes de partidos opositores a Morena, mientras que la frecuencia radial fronteriza no lo hace.

Pero mire, las comparaciones no paran, porque la diferencia de pagos a portales informativos va de los 23 mil 200 pesos que les otorgan a unos, 29 mil a otros, 17 mil 400 a unos más, y los 11 mil 600 pesos al grueso. Diferentes y dispares montos a medios de comunicación electrónicos que hacen exactamente el mismo trabajo informativo: publicar los boletines en internet.

Algunos titulares de estos portales cubren puntualmente las sesiones del Congreso, pero la mayoría de ellos debe preguntar hasta por la ubicación de los baños, porque no acostumbran cubrir personalmente esa fuente, y otros, jamás se han parado en el recinto legislativo.

Es tan discrecional y “amigista” la designación del recurso para medios de comunicación, que se le aprobaron pagos a comentaristas deportivos y directores de espacios informativos con cortes musicales gruperos.

Pero mire, en la lista de medios que facturaron al Congreso del estado, están algunos nombres que deberían concursar por la originalidad de estos, por ejemplo, piedra, éxodo, caja, mamba, el ojo, fotografía, plaxma, banda, voces y campo. ¿Cómo la ve usted?

Pero las curiosidades no paran ahí, porque el Congreso de Sonora decidió favorecer con 49 mil 880 pesos, el mayor de todos los montos observados, a una radio con domicilio fiscal en Chihuahua, desdeñando en la atención económica a las que pagan impuestos en Sonora. Es más, le destina recursos por 17 mil 400 pesos a un semanario que paga los suyos en Mexicali, Baja California.

Y un dato más, en la primera facturación de este 2022, las solicitudes de estos folios fiscales fueron para 28 medios de Hermosillo, a 17 radicados en Cajeme, solo dos para medios de Puerto Peñasco y Huatabampo, y uno para Navojoa, Caborca y Nogales. Nada para SLRC, Agua Prieta, Cananea, Nacozari, Empalme, y el resto de municipios sonorenses. ¿Será que estos no importan electoralmente?

Pero, dejé usted que en cantidad de votos no representen nada, será que ¿no hay porque informarles del trabajo legislativo de los diputados? O, ¿no hay más medios de comunicación reconocidos en estas regiones de Sonora?

Ahora, la tarea de investigación periodística será determinar cuántos, de estos domicilios fiscales, en realidad albergan a medios de comunicación visibles. Esperemos así sea, pero, por la víspera se reconoce al santo. Ya veremos.

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en TW @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 busque también MensajeroRed

Notas relacionadas:

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Ir arriba